ESPUMANTES Y ALGO MÁS

November 6, 2019

Fui invitada a un almuerzo en la Malbequería (gracias Stellita!) en donde la bodega familiar MOSQUITA MUERTA presentó su nueva línea de espumantes que me encantó. 

A la bodega por supuesto ya la conocía (de hecho su PERRO CALLEJERO blend de Malbecs, fue uno de los primeros vinos que recomendé en este blog).

Fue pionera en el uso de nombres locos que ahora están tan de moda, y cada uno tiene su historia real detrás. Por ejemplo su SAPO DE OTRO POZO que tanto me gusta, refleja el sentir de José Millán, dueño de la bodega, quien allá por el 2010 decidió meterse de lleno en el mundo del wine siendo tradicionalmente de la industria de supermercados. 

 

Nos recibieron directo con el Nature 100% Chardonnay, y ahí nomas me conquistaron. Elaborado con el método tradicional champenoise, que lo hace tan intenso como elegante, tiene perfume a frutas secas y pan (sí, onda brioche recién horneado), burbujas finas y la perfecta combinación de acidez y cremosidad. 

El Extra Brut, de Chardonnay y Pinot Noir (también champenoise) suma unos toques de manzana verde en su aroma y algo ahumado de su paso por roble francés. Igual de elegante y de untuoso que el Nature, pero un poco menos seco. 

Dos ejemplares para no perderse.

 

En el segundo brindis Bernardo Bossi Bonilla, el genial enólogo que además de hacer estas maravillas es sumamente divertido, nos explicó el método innovador de la "Reserva Eterna". Aunque como bien nos dijo no es en realidad tan innovador, ya que lo vienen usando en Europa desde hace siglos, pero acá en Argentina ellos son los primeros. Se trata de dejar guardado en toneles algo de lo elaborado para mezclarlo a la cosecha del año siguiente, y así generar una continuidad unida por la esencia desde el primero hasta el último que se vaya a hacer. Y esperamos por supuesto que para ese último falte una eternidad. 

 

 

Junto con las exquisiteces propias de esta parrilla de lujo nos sirvieron también algunos de sus vinos "tranquilos".

El BLEND DE BLANCAS me fascinó!!! Y claro, tiene Semillón (mi cepa blanca preferida que si no la probaron por favor no pierdan más el tiempo y háganlo de una vez). Este blend tiene Chardo de dos regiones diferentes, Sauvignon Blanc y (mi) Semillón.

Sin dudas la composición perfecta. 

 

 

 

El otro que no había probado y me flasheó por completo fue el PINOT NOIR. Raro, porque no es de las uvas que elijo, pero este es una jo-ya. Con perfume de cerezas ahumadas, boca bien frutada pero seca, y una fluidez que te hace tomar y tomar. Y como si fuera poco, siendo de la línea PERRO CALLEJERO es de los mas accesibles! Un golazo absoluto. Y sí, me serví varias veces, para qué los voy a engañar. 

 


Cerramos con el PISPI (su clásico pentavarietal) y su icono MALCRIADO, bautizado así en honor al nieto varón, primer y único hombrecito de la familia. A José siempre lo rodearon 5 mujeres, su esposa y sus 4 hijas todas de nombre con M, como la bodega (que podríamos decir es como una sexta mujer) hasta que el universo escuchó sus plegarias y le mandó al pequeño quien inspiró su Malbec de más alta gama. 

 

Me fui muy feliz de ese almuerzo, conocí a dos de las hermanas Millán quienes junto a Bernardo, a quien ya conocía de otros eventos, mostraron enorme pasión por lo que hacen.

La innovación y la creatividad son el concepto eje de esta bodega que se refleja perfecto en la estética y obviamente en todos sus wines.

 

Chin chin por las bodegas que siempre nos sorprenden! 

 

www.mosquitamuertawines.com